La granja interior más grande del mundo

Una fábrica abandonada de Sony en la provincia japonesa de Miyagi ha sido transformada en lo que muy bien podría ser la granja del futuro.

Shigeharu Shimamura, fisiólogo vegetal y CEO de Mirai, como se llama esta corporación, ha construido la mayor planta agrícola techada del mundo ?un huerto futurista de 2,322.6 metros cuadrados que es alimentado por 17,500 luminarias LED en un ambiente libre de pesticidas y libre de bacterias. ¿El resultado? Una cosecha diaria de alrededor de 10,000 cabezas de lechugas frescas.
La singular “fábrica de plantas” es tan eficiente que ha reducido el desperdicio de alimento, del 30 a 40% que se presenta en el cultivo al aire libre de esta hortaliza, a menos del 3% en el caso de la lechuga sin corazón.

National Geographic conversó recientemente con Shimamura sobre la innovadora fábrica de alimentos y sobre las granjas interiores como una posible solución a la crisis alimentaria mundial.

¿En qué se inspiró este proyecto empresarial?
Japón ha tenido un gran interés en la investigación y el desarrollo en el ámbito de la agricultura de fábrica durante unos 40 a 50 años.
Nuestra compañía construyó un centro de producción en un lugar devastado por el terremoto de Tohoku y el tsunami en el 2011, debido a la preocupación general en Japón por la decreciente oferta de verduras domésticas y con el fin de solucionar la fuerte dependencia de las importaciones.
La razón por la que elegimos este lugar en particular es porque queríamos probar que las verduras se pueden producir en cualquier momento. En segundo lugar, deseábamos ayudar a reiniciar el desarrollo económico en esa zona de desastre. Por último, mirando hacia el futuro, si podíamos tener éxito allí, podríamos también ver la posibilidad de exportar la tecnología que desarrolláramos en todo el mundo.

¿Qué impacto podría tener Mirai en el futuro de la producción de comestibles y como una posible solución a la escasez de alimentos?
Actualmente contamos con una población mundial de 7,000 a 7,200 millones de personas. De ella, de 800 a 900 millones sufren de hambre o están a punto de padecerla. Personas de todo el mundo se preguntan cómo podríamos producir más alimentos para mitigar esta grave situación.
Sabemos que el agua juega un papel fundamental en esta circunstancia, y la tecnología desarrollada por Mirai usa menos del 1% del vital líquido que comúnmente se utiliza en el cultivo de hortalizas convencional ?así que producir vegetales en una fábrica permite conservar H2O que es posible aprovechar para cultivar más granos en otros lugares.
Con este método, si pudiéramos construir fábricas de vegetales alrededor del mundo, podríamos apoyar la producción alimentaria para nutrir a la población de todo el planeta. Esto es realmente lo que nos proponemos.

¿Cómo le hacen para utilizar tan poca agua?
Con el método convencional de cultivo, una gran cantidad de agua se desperdicia al filtrarse por el suelo y al evaporarse. En el ambiente cerrado de una fábrica, no se escurre a través del suelo.
También podemos recoger la humedad que la propia planta emite a la atmósfera. El agua se recicla; esto es similar a cómo funciona nuestro planeta. La humedad que los seres vivos liberan se acumula, forma nubes y cae de nuevo a la Tierra en forma de lluvia. Este es el sistema de reciclaje natural terrestre. Nuestra fábrica funciona tal cual. Se recoge agua, se filtra y se recicla en un espacio cerrado.

Via: ngenespanol.com  Autor: Gloria Dickie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s